Blogia
NEWTON

KEPLER-36

KEPLER-36

Kepler-36, un sistema planetario recién descubierto en el que dos mundos orbitan una estrella a muy poca distancia. Los científicos descubrieron este fascinante sistema planetario con la nave Kepler de la NASA, que es capaz de detectar un planeta cuando pasa por delante de su sol, y por tanto reduce durante un breve periodo la luz que emite la estrella.

El nuevo sistema se compone de dos planetas que orbitan una estrella parecida a nuestro Sol, aunque varios miles de millones de años más antigua. El mundo más próximo a la estrella, llamado Kepler-36b, es un planeta rocoso 1,5 veces más grande que la Tierra y con una masa casi cinco veces mayor. Orbita su sol cada 14 días a una distancia media de casi 18 millones de kilómetros.

El mundo más lejano, Kepler-36c, es un gigante gaseoso 3,7 veces mayor que la Tierra y con una masa ocho veces mayor. Este planeta orbita su estrella cada 16 días, a una distancia de 19 millones de kilómetros.

Cada 97 días, los dos planetas se aproximan hasta tal punto que la distancia entre ambos es sólo cinco veces la que separa la Tierra de la Luna. Como Kepler-36c es mucho más grande que nuestra Luna, la vista que ofrece al aparecer en el horizonte del planeta vecino es impresionante.

Sus descubridores están intentando comprender ahora cómo es posible que estos dos mundos tan diferentes acabaron teniendo orbitas tan cercanas. El hallazgo resulta sorprendente, teniendo en cuenta que en nuestro Sistema Solar, los planetas rocosos orbitan cerca del Sol, mientras los gigantes gaseosos se mantienen lejanos.

Aunque  Kepler-36 es el primer sistema planetario en el que se han observado estos encuentros tan cercanos entre dos mundos, probablemente no será el último.

 

(Extraído de EL MUNDO.ES)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres