Blogia
NEWTON

NUESTRO CUERPO Y LOS MINERALES

NUESTRO CUERPO Y LOS MINERALES

         Continuación del artículo:

 

         AZUFRE: Tenemos unos 130 g formando parte de las moléculas orgánicas. Es un componente importante de algunas sustancias proteicas, como la queratina de la piel, uñas y el pelo, y se encuentra además en paredes arteriales, cartílagos,… . La carencia de azufre provoca un retardo del crecimiento. Sus fuentes naturales son queso, huevos, legumbres, carne, frutos secos, ajo y cebolla.

         CLORO: Una persona adulta tiene 115 g . Interviene en el mantenimiento de los fluidos corporales, entre ellos de los jugos gástricos. Lo ingerimos en forma de sal de mesa y en la carne, leche y huevos.

         SODIO: Una persona adulta tiene de 70 a 100 g de sodio. La mayor parte se encuentra en la sangre, aunque también actúa en el impulso nervioso, al igual que el potasio, y participa en el equilibrio del pH de la sangre. El exceso de sodio puede producir problemas cardiovasculares. Se encuentra en la sal de mesa, fiambres, conservas y algunos quesos.

         MAGNESIO: El 80% del magnesio (25 g) se localiza en los huesos combinado con el calcio y fósforo. El 20% restante está en los glóbulos rojos de la sangre e interviene en la contracción y relajación muscular, o dentro de las células, ya que interviene en la fabricación de energía. Se encuentra en las nueces, legumbres, cereales y vegetales de hoja.

         HIERRO: Tenemos sólo de 3 a 4 g de hierro, localizado en su mayoría en los glóbulos rojos. Su falta produce anemia. Entre los alimentos ricos en hierro se encuentra la carne, el pescado, las lentejas y las espinacas.

         ZINC: Un adulto tiene tan sólo de 2 a 3 g de zinc, localizado sobre todo en el esqueleto, aunque también en otros tejidos, como la piel y el cabello, y algunos órganos, entre ellos la próstata. Desempeña un papel importante en la agudeza de los sentidos del olfato y del gusto e interviene en la producción de óvulos y espermatozoides. Se encuentra en alimentos ricos en proteínas, como carne, productos del mar y huevos.

         YODO: Sólo tenemos de 20 a 50 mg de yodo, la mayor parte localizado en la glándula tiroides; ésta lo emplea para la producción de la hormona tiroxina. El pescado de mar, las algas, la mayoría de las hortalizas y el agua potable son fuentes de yodo.

         FLÚOR: El flúor (de 20 a 50 mg) forma parte del esmalte dental y óseo, y  también está en la piel, la sangre, la glándula tiroides y las vísceras. Su carencia produce caries, y su exceso, fluorosis, una de cuyas manifestaciones es un moteado del esmalte dental. Se encuentra en el agua , cereales, albaricoques, uvas, patatas, tomates, espárragos y té.

                                                                                 FIN

         ( FUENTE: FASCÍCULO 2 DE LA COLECCIÓN "MINERALES DE GRAN TAMAÑO " CON EL PATROCINIO DE  REPSOL)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Sara Pina Rocamora -

Me ha gustado muchiiiisimo tu blog, por eso, he decidido hacerme uno
JAJA
pero bueno,
queria preguntarte que ¿Que es la glándula tiroides?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres